NOTHING IS REAL




-

jueves, 15 de marzo de 2012

Como todo cuento de hadas, hasta la película más profunda, de esas que envidias tanto, tienen un final, lo mismo pasa en la vida, en la realidad en la que nos tocó vivir. Muy pocas relaciones tienen un "para toda la vida" muy pocas personas saben amar y respetar, muy pocas personas encuentran al amor de su vida y lo cuidan como el tesoro más valioso que pudiese tener. Todos cometemos errores, todos nos equivocamos, hay quienes lo saben ver, arrepentirse y tener el valor de pedir perdón, y hay personas como yo, soberbias, con orgullo y sin ser capaz de ser yo quien me arrepienta.  Los momentos se cuidan, se guardan, se conservan.. Es como "la película de tu vida", cada detalle queda plasmado en vos, adentro.. Cada abrazo, cada beso, cada pelea, claro que después de cada pelea viene su reconciliación, y quien olvida esas reconciliaciones si son lo más lindo que te pasa en la vida? ese salir corriendo, desvestirse y tirarse donde sea. Yo creo que son momentos únicos, cada persona es única, pero esa persona también es la ÚNICA capaz de mirarte y con tan solo eso se te pare todo e idiotizarte con esa mirada, solo pocos logran conseguir eso, solo pocos logran llegar a causar TANTO en una persona. Extraño caminar de la mano sin importar quien pase por alado, extraño esos besos que me llevaban al cielo, o esas dulces despedidas con la ilusión de que dure menos de horas. Esa sensación de sentirte totalmente completa, de saber que existe alguien en el mundo a quien le importa, o mejor dicho, saber que para una persona vos sos su mundo, tener esa confianza que solo pocos logran daterla, y ser tan feliz con una sola palabra que logre decirte. La vida sigue, lamentablemente no vivimos en esas películas, ni en esos cuentos, la realidad es la que nos tocó vivir, hay quienes saben aprovechar lo que uno tiene y les da, y hay quienes no, y merecen cambiar de rumbo en busca de algo mejor. La vida es injusta, no es como en las películas, donde el bien gana y el mal pierde, esas fantasías solo se ven en los cuentos, y por desgracia no en la realidad.

No hay comentarios: