NOTHING IS REAL




-

domingo, 15 de abril de 2012

Alguna vez escuchaste la frase: “¿no hay nada que te venga bien?”
Queremos los dos opuestos, los extremos pero en una misma persona y al mismo tiempo. Nos gustan los hombres tiernos, pero no demasiado y que al mismo tiempo sean bien “machos”.
Queremos estar solteras para divertirnos y no tener compromisos pero al mismo tiempo queremos alguien que esté siempre a nuestro lado (pero que no nos moleste demasiado, claro está).
Queremos al príncipe azul pero también al lobo feroz. Queremos alguien tierno y sensible pero apenas aparece alguien así, volvemos a dudar ¿es esto lo que realmente quiero?
Te decís a vos misma, “estoy bien así, voy a tomarme un tiempo para mí, para estar sola. No quiero saber nada de hombres”. ¡Genial!, me gusta esa actitud. Pero en muchos de los casos no dura mucho. Hace falta simplemente ver la foto de alguna pareja feliz para desatar nuestro lado romántico y sensible. Y volver a caer con el primer boludo que te dice tres palabras locas que logran moverte totalmente el piso, que decis "ya está, dejo todo y toDOS por el, me la juego" y al pasar un par de semanitas el juguete nuevo ya no es tan nuevo, ya lo usamos un poquito nos divertimos y volvemos a sentir esa necesidad de estar soltera, de esas ganas de ser quien queres ser, sin dar explicaciones, sin tener que dar amor cuando realmente no tenes ganas de darlo. Volvemos a pensar en un "quiero ser yo, quiero estar y hacer mi vida sin que me jodan" y descartamos al chico divino que habiamos logrado encontrar para buscar alguien que te vuelva a hacer sentir lo mismo pero de otra forma. Nada nos viene bien a nosotras, no nos conformamos con nada, ni con lo bueno ni con lo malo, queremos estar con dios, pero a la vez queremos quedar bien con el diablo, y hacemos las cosas por inercia sin pensar y arriesgando todo para perder o ganas, pero dejando el destino que haga lo que quiere con nosotras. Y ahí es cuando se nos viene el remordimiento del boludo pero buen chico que dejamos pasar, lo sentimos más cuando entramos a su fb, twitter, etc. y vemos que está muy bien en una relación con "X" y que nosotras, las boludas que lo dejamos pasar, quedamos bien pisaditas en el pasado, es ahí cuando entramos en estado de desesperación tratando de recuperar algo que no lamentablemente sabemos que no vamos a poder, porque claro el bueno boludo, ya no es tan boludo y se dio cuenta que encontro a alguien que lo quiera de verdad y ya no va a aceptar mentiras de la chica victima haciendo el papel de arrepentida. En fin, pensemos las cosas una y dos y tres y cuatro y mil veces antes de perder por trata de ganar algo que no sabes que es.

No hay comentarios: